Lobita, sobrevivió en un paso elevado

Cuando una de nuestras voluntarias salió de su casa aquel sábado de Octubre 2014, no sospechaba lo que se iba a encontrar. Una pequeña gatita negra de no más de 1 año de vida, se encontraba en lo alto de un paso elevado, en inminente riesgo de ser atropellada por cualquier auto o camión, de los miles que transitan por esa vía. En esos días acabábamos de entregar en Asamblea Nacional el proyecto de Ley LOBA, y en honor a eso decidimos bautizarla Lobita.

Ella estuvo en tratamiento para la tiña, y anemia muchos días, en su hogar temporal aprendió acerca del amor y luego de muchos meses de tratamiento fue dada en adopción y tuvo su final feliz.